Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales La Librería del BOE
The Constantinian Order of Saint George
  • Programa de intervención, sensibilización y reeducación vial: Manual para el formador


Cubierta de ANTÁRTIDA

ANTÁRTIDA
La vida en el límite. Las expediciones Bentart

PVP (IVA inc.): 49,40 €
Promoción Internet (5% descuento y sin gastos de envío)
Precio final:  46,94 €
Ministerio de Ciencia e Innovación
Consejo Superior de Investigaciones Científicas
(2011), 326 páginas
Materia: Viajes
ISBN:
¿Por qué atrae tanto a los científicos el estudio de la Antártida?¿Por qué se soportan resignadamente el frio, las ventiscas , las incomodidades de las Bases Antárticas y los temporales del Atlántico y del Pacifico Sur?
La Antártida es un continente que todavía podemos considerar como virgen y donde gran pare de los elementos que constituyen la flora, la fauna y en particular las poblaciones microbianas, son desconocidas para la ciencia. El interés que ésto despierta en los investigadores hace que acepten condiciones de trabajo muy duras, que compensan con lo resultados científicos que obtienen.
España se ha incorporado muy tarde a la comunidad antártica internacional, que lo hizo en 1957 a raíz del Segundo Año Geofísico Internacional. La investigación antártica es costosa y necesita de medios logísticos y de infraestructuras especiales, de las que nuestro país no disponía en los años en que otros países iban avanzando y descubriendo un continente sepultado por el hielo y que guarda retazos de naturaleza que son verdaderos tesoros.
En el año 1987 se entrelazaron una serie de intereses que basándose en la "investigación científica" integraban elementos políticos relacionados con la posible entrada de España en el Tratado Antártico. Todo ello cuajó en unos meses y se decidió establecer una Base Española en la Antártida , llamada Juan Carlos I, en isla Livington, y a la coordinación de proyectos de investigación que debutaron con medios realmente precarios. Para los trabajos de oceanografía solo se contaba con el buque de la Armada "Las Palmas", que a pesar de su pequeño porte, navegó y trabajó entre el hielo para obtener datos y levantar cartas de zonas prácticamente desconocidas.
En la actualidad, España cuenta en la Antártida con la Base “Juan Carlos I” en isla Livington, con la Base “Gabriel de Castilla” en isla Decepción, con el buque "Hespérides" de investigación oceanográfica y con el buque "Las Palmas" dedicado a la logística


Otros libros de  Ministerio de Ciencia e Innovación / Consejo Superior de Investigaciones Científicas


© Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado